El niño con ojos de gato

Hoy he decidido atreverme, dar un paso para romper un poco el anonimato y dar a conocer un poco más de mi.

La verdad que sigo a otras blogueras, y muchas veces sólo por la manera de escribir puedes hacerte una idea de la personita que está al otro lado.

A mi siempre me ha dado miedo, verguenza, horror, nervios...de todo un poco, que alguien que está al otro lado me lea, y sepa de mi más de lo que yo se de ella o él. Es raro....





Pero al final pienso, que si te metes en esto, inevitablemente y por mucho que quieras mantener tu anonimato, siempre acabas dando opiniones o respuestas que dicen mucho de ti, y te da a conocer.

A veces leyendo otros blogs me doy cuenta de lo que me gusta que hablen de las cosas cotidianas que les pasan. Me gusta. O que expliquen lo bonito que es ser mama, o lo bien que se lo han pasado en una feria, o la manualidad que han aprendido...creo que es humano, aunque el medio por donde viene no lo sea mucho.

Tengo tiempo para dedicar a escribir, porque me gusta, y porque desde el minuto que me plantee escribir tres días a la semana, es porque puedo y porque en ESTE momento me apetece hacerlo. Quizás dentro de unos meses mi vida cambie, y todo se vuelva complicado y difícil. Entonces en ese momento me plantearé que debo hacer con todo esto, que aunque me gusta, no deja de ser un complemento en mi vida.

Unos meses atrás no pensaba que tener un hijo te permitiera tener tiempo para ti, pero pienso que es cuestión de organización, ganas, insistencia, empeño...eso es lo que YO creo, que no es la verdad absoluta.

Foto de aquí
Lo que si es verdad es que te cambia la vida por completo, es diferente simplemente.  Sacas una dosis de paciencia que no tenias ni idea que existía en todo tu ser, de verdad de la buena, pero la tienes, es curioso. Y digamos que nunca he sido una nena muy paciente que digamos, más bien ansiosa, impaciente y culoinquieto.

He aprendido tantas otras cosas, debería hacer una lista para ser consciente, te sale la enfermera, la cocinera, la profesora...tantas facetas tuyas que ni siquiera tenias antes, ¿como es eso? ¿de donde sale? ¿Te transformas durante el embarazo? puntos suspensivos...

Pero luego ves a esa personita, ese niño con ojos de gato y piensas, ¡que fuerte!

Así que, aunque el gatito a veces me impida ponerme al ordenador, intentare con todo mi empeño seguir con esto, porque cada día que le pongo ganas y esfuerzo veo una seguidora más, un comentario nuevo...y eso amigas y amigos, es el mayor enchufe de energía que puedo tener para seguir.

Hasta el miércoles :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por decir la tuya :)